Como seres sexuados que somos nos atraemos, nos deseamos, nos buscamos y  ¡nos encontramos!…Y durante este tiempo, en ese ir y venir de cada relación en la que se puede pasar por diferentes cambios vitales como el vivir juntos, ser padres, procesos de adopción, nuevos deseos, etc… pueden surgir dificultades y/o malestares.

Como profesional de la sexología y la sistémica, para mi el objeto de trabajo es la relación, no cada persona como sujeto individual, sino  aquello que dos (o más) personas han creado por el hecho de estar juntas: la pareja.

Anuncios